Técnicas de restauración
   

TÉCNICAS ARTISTICAS EN LA ESCULTURA Y LA PINTURA
EL MUEBLE DEL S.XIX
Enlaces
Historia de Restamueble
Inicio
Historia del mueble V
Técnicas de restauración
Historia del mueble
HISTORIA DEL MUEBLE IV
Historia del mueble III
Consejos & Remedios
Historia del mueble II
TÉCNICAS DE RESTAURACIÓN II
Historia del mueble oriental, China y Japon
Mis enlaces favoritos nuevo

En los trabajos de restauración hay varias fases que a continuación vamos a exponer.
· Inspección visual de la estructura del mueble.
· Eliminación de la carcoma.
· Quitar los herrajes (tiradores, embellecedores ,etc.).
· Decapado y lixiviado.
· Encolado, sustitución de molduras, piezas, etc.
· Lijado, limpieza, uniformado (blanqueo, teñido, entonación y sombreado)
· Refinado, tapaporos, sellado, estucado.
· Glaseado, barnizado, pulido.
· Dorado o policromado.
· Limpieza de los herrajes
imagen
Eliminación de la carcoma (insectos xilófagos)
Los insectos xilófagos se pueden clasificar según su ciclo biológico en insectos de ciclo larvario y en insectos sociales, entre los primeros tendríamos por ejemplo a las carcomas y entre los segundos a las termitas. El ciclo biológico de cada uno de ellos es diferente.
El principal insecto que ataca al mueble es del orden de los coleòpteros
Familia Nombre latino Nombre vulgar
Cerambicidae Hylotrupes bajulus L. Cerambicidos
Regatees faber L. Carcoma grande

- Ciclo biológico


Durante el cumplimiento de su ciclo de vida, los insectos cambian de forma originando el fenómeno conocido como “metamorfosis” en el que los insectos pasan por cuatro estados sucesivos de desarrollo conocidos con los nombres de huevo, larva, pupa e insecto adulto.
-Estadios del ciclo biológico
.Huevos
El ciclo biológico comienza cuando las hembras colocan sus huevos en lugares protegidos (ranuras, orificios, etc,). Los huevos son muy pequeños y no son visibles por el ojo humano.
.Larvas
De estos huevos nacen pequeñas larvas que encuentran alimentos adecuados con el mínimo esfuerzo. Las larvas comienzan a alimentarse de los elementos de la madera, produciendo en ellas orificios característicos a cada especie. El tiempo que las larvas permanecen en el interior de la madera puede durar desde unas semanas hasta más de 10 años.
.Pupa
Cuando la larva se aproxima al final de su ciclo de vida, se acerca a la superficie de la madera, crea una cámara especial totalmente aislada y se empupa.
Durante un corto periodo de tiempo la larva deja de alimentarse y se producen profundos cambios en su forma y estructura. Convirtiéndose en un insecto adulto.
imagen
Insecto adulto

Una vez que se ha completado el proceso de metamorfosis, el insecto rompe la fina película de madera de la cámara y sale al exterior. La salida de los insectos se produce en la época de primavera. Los insectos adultos se aparean y la hembra vuelve a colocar los huevos en las fisuras de las piezas de la madera.

En el tratamiento deberemos aplicar el producto anticarcoma abundantemente, con un pincel o brocha tanto dentro como fuera del mueble. Después de esto debe dejar reposar el mueble por un periodo de dos o tres semanas. Se cubre con una gran tela de nilón, casi sellado y cerrado con una cinta adhesiva, los diferentes gases que desprende el veneno aplicado crearán una autentica cámara de gas que alejarán cualquier insecto del mueble. Si el ataque de la carcoma no es muy fuerte se puede combatir inyectando con una jeringuilla el liquido anticarcoma directamente en los agujeros y después taparlos con cera coloreada.
Hemos descrito el tratamiento químico pero podemos decantarnos por el tratamiento físico que se basan en el calor y en cambios súbitos de temperatura. Para el aficionado las piezas de mobiliario pequeñas se pueden liberar de la carcoma calentándolas en el horno o empleando una sauna doméstica, donde habrá un calentamiento sin aportación de agua.
Una receta campesina eficaz como medida complementaria consiste en colgar un saquito cosido que contenga bellotas frescas. Las sustancias aromáticas de las bellotas atraen a la carcoma que haya volado y que ya no pondrá sus huevos en el mueble, sino en el saquito. A finales de octubre, deberemos renovar las bellotas.
CONTRA LAS TERMITAS
El tratamiento contra las termitas es mucho más complicado, debido sobre todo a la complejidad de localización inicial, sobre todo de las termes subteráneas.
imagen
En primer lugar tenemos que sanear la madera atacada, sustituir las piezas muy dañadas e inservivles, matar las termitas con insecticida, hacer una desinfección de los muros de cimentación (las termitas al contrario de la carcoma, provienen del suelo y por la humedad) y del terreno conlindante, hay que crear una barrera quimica (mediante cepos de insecticida) alrededor de la edificación. Finalmente habrá que dar un tratamiento químico a la madera.
Una vez hemos eliminada la carcoma, pasamos a la siguiente fase quitar los herrajes ( tiradores, embellecedores, etc...).

Bajo este termino nos referimos además de tornillos y clavos, a todas las partes fijadas al mueble, dos herrajes se han confeccionado prácticamente desde que existen muebles.

El valor de estos herrajes puede ser de gran valor, pues a veces son de bronce y esculpidos como verdaderas esculturas.

Las herramientas que necesitamos serán tenazas, martillos, destornilladores, plano y espátula.



Si el mueble no es muy antiguo los herrajes estarán fijados al mueble mediante tornillos y no tendremos ninguna dificultad para quitarlos con un destornillador de punta plana.

Normalmente el herraje del mueble antiguo esta fijado con clavos, con este sistema debemos tener cuidado en no dañar la madera y para ello utilizaremos una espátula colocada debajo del herraje, con un destornillador plano haremos palanca con el clavo y a continuación con unas tenazas lo sacaremos.
imagen
DECAPADO Y LIXIVIADO
Para el decapado utilizaremos las siguientes herramientas:

- Pistola de aire caliente: Sirve para retirar capas viejas de barniz de superficies de madera. El aire caliente funde el barniz durante unos momentos, permitiendo su eliminación con la espátula.

- Espátula: Con ella, se retira las capas sueltas por el decapante.

- Brocha, estropajo, bayeta, desengrasante, decapante y guantes

Llamamos decapado al proceso de disolver y eliminar de forma manual las lacas viejas, barnices, goma laca, etc, mediante un producto decapante en disolución.

Los productos decapadores no pueden disolver realmente todas las capas antiguas pero la expanden y ablandan tan intensamente que permiten retirarlas con mayor facilidad.

Para ello nos pondremos los guantes y con una brocha aplicaremos generosamente el producto, se espera que actúe y, antes que empiece a secarse, se debe eliminar con la espátula. A continuación volveremos a aplicar el decapante generosamente pero esta vez cogeremos el estropajo y lo empaparemos con el desengrtasante aplicándolo y limpiando la superficie, seguidamente lo secaremos con un paño o bayeta.
imagen
También podemos eliminar las capas de barniz con la pistola de aire caliente. Para ello, necesitamos un simple soplador de aire caliente y una espátula con la empuñadura de madera. El barniz, sobre todo en capas gruesas se reblandece, así, de manera sencilla y se retira por completo con la espátula. De ese modo, llegaremos también a zonas rehundidas, que podremos trabajarlas con el decapante liquido
imagen
Encolado, sustitución de maderas, piezas, etc...
Cuando vayamos a restaurar un mueble deberemos hacer un estudio detallada de los daños sufridos, el motivo de su deterioro, el material y la técnica constructiva . Hay dos tipos de intervenciones: la conservadora y el encolado tratamiento que es curativo de insectos xilófagos y el proceso de decapado, etc... encerado, barnizado, en definitiva la regeneración del mueble y la estética, de forma más agresiva y que se recomienda que lo realice un profesional, en el que se tratan aspectos como la recuperación de elementos decorativos perdidos, como las molduras, marquetería, etc, ( y recordemos no intervenir más allá de lo necesario).

Una regla básica es, sin duda, la de intervenir lo menos posible con la inclusión de piezas nuevas; una buena restauración consiste en preservar, la integridad del mueble antiguo.
Desgraciadamente, á pesar de las precauciones, hay que intervenir inmediatamente, antes de que el daño sufrido vaya a más. Por ejemplo, una rotura reciente, al poseer los bordes más pulidos y limpios, es mucho más fácil de restaurar; con el paso del tiempo, las roturas se achaflanan, lo cual exige una intervención más comprometida.
En el caso de contrachapados y taraceados que tienden a desencolarse, es aún más importante intervenir cuanto antes, en la sustitución de piezas, recomendamos seguir el modelo y el estilo originarios empleando el tipo de madera adecuado, orientando de un modo correcto las vetas, siempre que sea posible.

Ciertos muebles de valor exigen la llamada restauración de pátina, que consiste en sustituir partes irrecuperables ( chapas o piezas de madera maciza ) por otras obtenidas de muebles viejos inservibles: de este modo, se lograra el máximo resultado en cuanto a la conservación, tratando de respetar las características originales del mueble.
Para proceder al desencolado comprobaremos que las uniones entre las distintas partes no se hicieron con clavos ni tornillos, ( el método tradicional es el machihembrado ), procederemos a disolver la cola vieja, inyectando alcohol con una jeringuilla.

Para realizar el encolado necesitaremos: cola vinílica para madera, lija, un pincel de tamaño medio, una espátula, un martillo, una mordaza de madera, cuerda resistente y pedazos de listones.
P R O C E D I M I E N T O
Limpiar bien las piezas que se van a encolar y lijarlas.
· Si las piezas a encolar son de pequeñas dimensiones, emplearemos el pincel para aplicarles la cola; en caso contrario, se usara la espátula ( la cola se extiende siempre en las dos superficies).
· La capa de cola extendida sobre la superficie de la pieza debe recubrirla por completo, pero nunca debe ser superabundante; el exceso se eliminara inmediatamente.
· Una vez que se ha extendido la cola sobre las partes a encolar, hay que hacerlas encajar a la perfección, manteniendo su posición mediante una mordaza, a ser posible de madera. Si no disponemos de ella, emplearemos una mordaza metálica clásica o sargento de apriete; en dicho caso, colocaremos un pedazo de listón entre la herramienta y la pieza, para no dejar marcas en la madera.
· Para asegurar los ángulos encolados de una silla o de un cajón, se emplea una cuerda resistente, que tensaremos en torno a la pieza; es decir; alrededor del fondo de la silla o del cajón; para no dañar las aristas con la cuerda tensada, podemos insertar falcas de madera, dos en cada ángulo.
· Para asegurar superficies angulares oblicuas, por ejemplo la cornisa superior de un armario, existe un tipo de muelle que puede aplicarse después del encolado mediante la correspondiente tenacilla. (las mordazas o aprietes deben aplicarse por lo menos durante ocho horas).
Cuando nos encontramos con el problema de un mueble con partes podridas e irrecuperables, trabajaremos con los injertos; los cortes se harán en ángulo para obtener una buena adherencia y la mayor solidez de los injertos, que se molduraran perfectamente complementarios.
LIJADO, LIMPIEZA, UNIFORMADO (BLANQUEO, TEÑIDO, ENTONACIÓN)

LIJADO
Dentro de la secuencia lógica del acabado de la madera, la primera operación que debe realizar es el lijado. Su importancia es tal, que el éxito o fracaso de un acabado dependerá, en gran medida, de esta operación.

Las lijas son las herramientas de carácter abrasivo encargadas de realizar esta operación y consta de tres elementos:
-soporte, aglutinante y abrasivo.

FORMA DE REALIZAR EL LIJADO
Debería pasarse la lija en sentido longitudinal y a continuación una segunda pasada en transversal. Deberá tenerse en cuenta que si se aumenta la presión del lijado se acelera el proceso, pero en contraposición, se puede “agujerear” la madera, en el caso de tableros chapados; “ondularla”, si se trata de madera maciza ó provocar variaciones de color en maderas teñidas.
LIMPIEZA
Una vez realizado el lijado, resulta necesaria una limpieza efectiva del polvo, la limpieza será tanto más efectiva, cuanto más seca este la madera.
La limpieza puede ser más efectiva si se realiza con una gamuza húmeda.
BLANQUEO
El método de blanqueo se basa en el uso de agentes químicos capaces de blanquear la madera manteniendo el veteado (se blanquea a brocha).
Métodos de blanqueo:
Con agua oxigenada-
Es el más usado y que mejor se adapta a las necesidades del restaurador, se usa agua oxigenada de fuerte concentración, 110, 130 ó 197 volúmenes.
Con ácido oxálico-
Es menos eficaz, pero menos brutal. Se disuelve en agua y será tanto más efectivo, cuanto más concentrado y caliente sea la solución.

Con cloro
:Se usan los cloruros decolorantes tradicionales ( hipoclorito sódico, cloruro cálcico, etc.)

Reglas a tener en cuenta: Son productos muy corrosivos, la madera blanqueada amarillea rápidamente si se expone a los rayos del sol.

TEÑIDO
El teñido es la aplicación de tintes o tinturas capaces de cambiar el color o tono de la madera al ser aplicados sobre las mismas.
· Tintes acuosos
Son los más extendidos y como su nombre indica, utilizan como vehículo de entrada el agua. Se presentan generalmente en polvos, que el profesional debe dosificar para obtener la intensidad de color deseada.
· Tintes hidro-alcohólicos
En este caso, el vehículo de entrada es una mezcla de agua y alcohol. Estos productos están listos para su uso y sedimentan ligeramente, debido a la pigmentación.
· Tintes orgánicos
Este tipo de tinte utiliza un medio orgánico para su penetración. Se hacen a base de colorantes ácidos solubles en algunos disolventes y muy resistentes a la luz.
· Tintes al aceite y barnices grasos
Los colorantes grasientos permiten formular tintes cuya principal característica es la de ser baratos ( en general se usan poco ).
· Tintes al temple
Son colorantes ácidos que se les disuelve en agua caliente a razón de 10 a 80gr./l. a la que se añade algunos centímetros cúbicos de amoniaco a 22º.
· Barnices teñidos
Son barnices que, a la vez de teñir, barnizan. Sin embargo, tienen el inconveniente de su baja resistencia a la luz.
GLASEADO
El glaseado es una aplicación de color, que contribuye a dar uniformidad a la madera de diferentes tonalidades. En definitiva, la aplicación de un glaseado resulta útil en aquellas maderas de escaso veteado.
imagen
TINTURAS PARA SOMBREADO
Las tinturas para sombrear se utilizan en operaciones intermedias para dar uniformidad al aspecto general del mueble.
Pueden aplicarse después del teñido, del tapaporos, del sellador ó entre recubrimientos de laca
REFINADO, TAPAPOROS, SELLADO, ESTUCADO
El primer objetivo que se persigue con el refinado, es levantar las fibras que aún quedan sueltas en la madera después del teñido, refinaremos la superficie con el lijado de grano fino, esta operación proporciona el cimiento para el acabado.

La acción de tapar el poro o fondear la realizaremos con una laca tapaporos nitrocelulosica ( también llamada laca fondo ).
Se comienza dando una imprimación para rellenar los poros de la madera e impedir además, que su superficie absorba demasiado el barniz que se aplicará posteriormente.
Se puede aplicar laca fondo nitrocelulosica de la misma manera que la imprimación, incluso varias veces, según el espesor deseado. Para ello, dejaremos secar por igual cada una de las capas de laca aplicada ( tres horas aproximadamente ) las capas no deberían ser muy gruesas. Si la capa es demasiado gruesa, existe el peligro que se agriete
El estucado
Es preciso pasar una capa de goma laca fondo antes de realizar el estucado. Esto sirve ante todo para evidenciar el tono de la madera e indicar el color que se deberá dar al estuco.

El estuco se prepara mezclando cola, yeso blanco y tierras diferentes ( son polvos de una gama completa de colores, tonos rojos, tostados, marrones, negro, ocre, tierra siena ).
Para obtener la densidad correcta, maleable pero no demasiado blanda, se va añadiendo agua poco a poco. Obviamente cuantas más tierras mezcle mas oscuro resultará el estuco. Es mejor obtener una coloración un poco mas oscura que el color de la madera que no al revés.

El color auténtico del estuco es el que se ve cuando aun está fresco, no cuando se ha secado ya que el barnizado tendrá el efecto cromático del agua en el compuesto. Si el color de las vetas lo exige, deberá preparar al mismo tiempo diferentes matices de material.

Una vez el estuco está preparado se empezara a aplicar, bien con espátula, bien con los mismos dedos sobre los agujeros de la carcoma, en las pequeñas fisuras, en los agujeros causados por diferentes incidentes, etc.
Para que se seque el estuco deben transcurrir unas dos o tres horas.

A continuación hay que empezar a eliminar el estuco. Esta operación se realiza con papel de lija de grado medio. Se debe pasar el papel de lija en todo el mueble, no solamente donde se haya puesto el estuco.
Una vez acabado este trabajo debe pasar de nuevo otra capa de goma laca fondo. Ayudara a evidenciar todos los pequeños defectos que aun quedan por terminar.

Ahora llega el momento de estucar por segunda vez. Es necesario si se han tapado muchos agujeros. Cuando el estuco se ha secado pierde un poco de volumen y produce un pequeño hundimiento. Así pues, resulta imprescindible volver a estucar y alisar nuevamente con papel de lija o un trapo humedecido.
BARNIZADO, LACADO, PULIDO
El acabado del mueble lo podemos realizar de diferente manera: encerado, a la goma laca o lacado
A la cera
Los muebles del S. XVI y del S. XVII no estaban barnizados sino solamente abrillantados con cera. Sobre la madera en crudo se aplica cera virgen de abeja diluida en el fuego con esencia de trementina ( resina fluida que se obtiene de las confieras, sobre todo del alerce y del pino).
La cera se aplica con un pincel muy suave y se deja sobre el mueble dos o tres días por lo menos para que las fibras de la madera se impregnen totalmente. A continuación, y con mucho cuidado, se abrillanta el mueble con un paño fino para sacar los residuos superficiales de cera y para abrillantar toda la superficie.
Encáustica
Se trata de una técnica que se utilizó con mucha frecuencia hasta el S. XVII y que retoma una técnica pictórica, utilizada por los antiguos griegos, en la que los colores se diluían en cera caliente en el momento de usarlos.

Con goma laca
La goma laca es una resina natural que se usa en este campo desde que se dejo de tratar la madera solamente con la cera.
La goma laca se encuentra en los establecimientos en forma de escamas de color marrón amarillento que se disuelve en alcohol.
-la preparación-
· Se llena con escamas de goma laca la tercera parte de una botella de cristal.
· Se añade alcohol hasta cubrir completamente las virutas. Se cierra herméticamente y se remueve la botella para facilitar el proceso de solubilización.
· Cuando se haya disuelto por completo, se filtra utilizando unas medias de nylon.
· Después del filtrado, se añadira alcohol hasta llenar la botella por completo.
La solución ya está lista para el uso: la densidad se tendrá que aumentar o disminuir según el tipo de pulimentación que se desee.
Para el barnizado con muñequilla o barnizado francés, hay que preparar una muñeca o tampón, para extender la goma laca.
No es mas que un pedazo de lino cerrado después de haber colocado dentro un poco de cottón y haber vertido algunas gotas de goma laca.
Cuando todo este a punto se empieza a pulir haciendo deslizar rápidamente la muñequilla sobre toda la superficie del mueble, con movimientos circulares y evitando pasar dos veces por el mismo lugar cuando el barniz está todavía “fresco”.
Se continua del mismo modo hasta que se alcanza la intensidad deseada. Después de dejar que se seque el barniz durante un día, comprobaremos que ha bajado de tono y, añadiremos una gota de aceite a la muñequilla y volveremos a pulimentar.

Las capas, que se darán muy seguidas, deberán seguir el veteado de la madera, no en sentido circular.
Hacia la mitad de la operación debe esparcir un poco de polvo de piedra pómez sobre la parte que tiene que barnizar. Solamente un pellizco, sirve para que el barniz no se mueva y en consecuencia la goma laca se distribuya mejor. Cuando notemos que el mueble ya no absorbe tan rápidamente el pulimento, deslizaremos la muñeca fuertemente con goma laca y comprobaremos como sale el brillo. Al final humedeceremos un trapo de lino con alcohol y con el dedo empapado en aceite señalaremos el mueble, seguidamente pasaremos el trapo.
LACADO
La aplicación de la laca tiene por objeto proporcionar la protección adecuada a la madera. La laca desarrolla y realza todo el color del trabajo, al fijar las diversas aplicaciones en una película transparente. Esta película es lisa, de aspecto uniforme y amable al tacto.

La laca mas utilizada actualmente es la nitrocelulosica. La nitrocelulosa se obtiene a partir de la celulosa procedente de la madera y del algodón. La laca tiene buena resistencia a productos domesticos, resisten bien el agua y permiten formular barnices de mucho brillo.
El modo de aplicación puede ser con brocha o a muñequilla, con acabados mate, satinado o con brillo.
LACA ECOLÓGICA AL AGUA
Es una laca ecológica especial puramente acrílica, es transparente, de gran cobertura, de secado rápido y no contiene disolventes, siendo de olor neutro.
Dorado y Policromado
imagen
Los orígenes del arte del dorado se remontan a los sumerios y egipcios de hace 3500 años, quienes descubrieron que el oro se podía transformar en finísimas láminas que se aplicaban en diferentes superficies.

Fue Cennino Cennini (1370-1440) en su obra “El libro del Arte” publicado en 1437, el primero en poner el arte del dorado en manos de los artistas aficionados.
Cennini, hace un análisis perfectamente detallado de todos los procesos necesarios para el dorado al agua o al aceite.
Artistas como Giotto, Ducio y Masaccio, al realizar el proceso del dorado descubrieron que la madera, siempre porosa, se debía cubrir con yeso para evitar que el oro se desconchara.

Para aplicar el oro se coloca la lámina sobre un cojín de cuero acolchado, almohadilla o pomador. Se emplea una arista con largos pelos suaves (normalmente de ardilla) llamada polonesa.
La tierra natural se diluye con agua mezclada con cola y alcohol (de ahí la definición de “dorado al agua”) y tan pronto el oro llega a estar en contacto con la superficie húmeda, queda absorbido como un imán.
Cuando se termina de aplicar el oro, se bruñe para darle una destacada apariencia metálica. Esto originalmente se hacia con un diente de perro, hasta que se descubrió el ágata refinado, que se pulía y se montaba sobre un mango de madera.

Después de hacer pasar rápidamente el bruñidor sobre la superficie dorada ésta deja translucir el brillo natural del oro, además de reforzar su adherencia. A continuación procederemos a barnizar la pieza con goma laca o con un barniz antioxidante.

El color de la lámina de oro depende en gran parte de su pureza; cuantos más quilates tenga, tanto mas brillante será el oro; y cuantos menos quilates, tanto mayor sera la mezcla de otros metales.
También se presentan en diversas tonalidades, desde un tono verdoso hasta el amarillo y el anaranjado, en función de las aleaciones como plata y cobre
Mordiente a base de aceite (barniz mixtión)
Este mordiente se ofrece en tres versiones, de tres horas, de doce horas y de veinticuatro horas de secado. El tiempo de secado puede variar en función de la temperatura ambiente, así como de la marca del producto empleado. El mordiente a base de aceite o mixtión se puede mezclar con pinturas al óleo para disponer de un fondo de color para la lámina de oro o plata
EL LAQUEADO ORIENTAL
imagen
El arte del laqueado se originó hace más de mil años; pues los hallazgos arqueológicos indican que los objetos de madera del primer milenio a . c. en China ya estaban cubiertos con una sustancia que se cree fue la savia del árbol Rhus Vernifera.
Para extraer la laca se practican en los troncos del árbol Rhus Vernifera unas incisiones en forma de “V” a las que brota lentamente la laca.
Al exponerse la aire, la savia espesa y transparente adquiría un color marrón oscuro o negro. Después se filtraba para eliminar impurezas y se hervía lentamente para darle una consistencia uniforme y evaporar la humedad superflua.
Para teñir la laca se añadían colorantes que eran de origen natural mientras que actualmente se prefieren productos químicos sintéticos que duran más tiempo y se estropean menos.
Para realizar el lacado según el método oriental empezaremos por extender varias capas de laca transparente sobre la que dibujaremos la decoración. Con un pincel (antiguamente de cabello) se extiende una capa muy delgada, del color elegido, que dejaremos secar 5 o 10 días en un ambiente privado de polvo y húmedo. Cuando está completamente seca ofrece un aspecto muy tosco y opaco, áspero y con signos evidentes de las pinceladas, puliremos la superficie con piedra pómez y nos mostrará su ya clásico esplendor.
Cuando se ha terminado el trabajo sobre la primera capa de laca, se repiten al menos unas seis o siete veces, al final de las cuales se alcanza el espesor mínimo para un lacado modesto.
Este trabajo nos parecerá muy largo, pero pensemos que antiguamente, los chinos, llegaban a extender un mínimo de 30 capas dejando transcurrir un mes de tiempo entre una pasada y la otra y que los japoneses, para laquear esas preciosas y valiosas lacas tardaban 30 años para extender las 300 capas de laca necesarias
MARMOLIZADO
El marmolizado es una técnica que ya se utilizaba en el Renacimiento y mas concretamente en Italia de la mano de refinados artistas, es una técnica con muchas variantes y efectos sorprendentes.
Una idea podría ser una cómoda o mesita, con efecto marmolizado en la tapa o en los cajones. Primero buscaremos un trozo de mármol que nos guste, con un trozo de madera experimentaremos para buscar el efecto deseado.
Pintaremos la pieza con acrílico blanco roto, una vez se haya secado extenderemos un barniz de color, inmediatamente rasparemos con un trapo la superficie mezclando así los tonos de pintura. Cuando se haya secado, procederemos al veteado con una pluma impregnada del color deseado, mientras pintamos, vamos girando ligeramente la punta de la pluma para crear trazos irregulares.
La combinación de colores es muy variada, aunque los más típicos son una base, blanca tonos azulados, verdosos, grises, también podemos combinar el color siena natural y el blanco encima o sobre una base en negro, verde, azul con vetas en blanco o amarillentas, ocre, rojo indio, etc.
Hemos explicado el marmolizado en acrílico que es bastante sencillo de realizar, pero el que da un acabado muy bonito es pintar con óleos, con sus matices y brillo satinado.

Material necesario
· Color acrílico negro
· Brochas
· Aceite de linaza o de teca
· Pintura al óleo (blanco, verde, negro...)
· Pincel de mechón plano
· Esencia de trementina
· Una pluma de ave
· Barniz de poliuretano satinado o en brillo
Primero pintamos toda la pieza en negro, tal como sale del tubo sin ninguna disolución.
Una vez se haya secado, aplicamos una capa de aceite, estirando las pinceladas, ahora pintaremos con óleo, con la brocha aplicaremos el color sobre la madera a base de brochazos cortos, creando un jaspeado. Para que la brocha corra bien la untamos de vez en cuando en aceite.
El aceite y los colores son de secado lento, es preciso tener paciencia y respetar su secado (podemos echar unas gotitas de secativo de cobalto al óleo, para acelerar el secado).
Una vez realizado el jaspeado, con un pincel de mechón plano untado en color blanco y esencia de trementina crearemos las aguas del mármol . El blanco al mezclarse con los colores todavía frescos de la base, obtendrá un tono intermedio.
Con una brocha untada en esencia de trementina, difuminaremos las aplicaciones, lograremos así unificar los tonos y fundir unos colores con otros.
Una vez seco, re dibujamos las vetas con una pluma impregnada en óleo blanco.
La utilidad de la pluma se caracteriza por la irregularidad de su trazo, que se asemeja mucho al veteado del mármol.
Una vez se haya secado el trabajo, barnizaremos toda la superficie para darle el brillo deseado y un buen acabado
LIMPIEZA DE HERRAJES ( BRONCES Y MARMOLES )

Los herrajes son parte fundamental del conjunto artístico de un mueble, es por ello que necesitan un tratamiento restaurador para devolverle el aspecto esplendoroso que tuvo.
A veces no nos damos cuenta que las aplicaciones de bronce dorado; son muchas veces de refinada factura y de gran valor artístico.

A continuación, expondré dos métodos de limpieza.
Con vinagre y necesitaremos:
· Vinagre
· Estropajo o lana de acero
· Una olla usada
· Un paño suave
· Barniz antioxidante
Echaremos en la olla los herrajes, a continuación lo cubriremos con vinagre y lo pondremos todo a calentar hasta que el vinagre se caliente.
El vinagre caliente reblandecerá la suciedad del aplique, se restriegan enérgicamente las piezas, una por una, con el estropajo y lo limpiaremos con un paño suave.
Una vez limpios, lo barnizamos con el barniz antioxidante para metales ( también podemos utilizar laca o goma laca ) que nos permitirá mantenerlos siempre brillantes.

Con detergente y necesitaremos:
· Agua
· Detergente en polvo
· Serrín
· Cepillo de cerdas vegetales
· Cepillo metálico de cerdas suaves
· Barniz antioxidante
Se sumergen los bronces en una olla llena de agua en la que se ha disuelto la cantidad suficiente de detergente para que se forme una ligera espuma y la ponemos a calentar hasta que el agua este caliente.
Se restriegan con un estropajo o cepillo de cerdas vegetales, y se aclaran bajo el chorro de agua corriente.
Después se recubre el bronce con serrín; de esta manera algunas partículas quedarán pegadas a la superficie de la pieza.
Finalmente, la placa se limpia con un cepillo de cerdas suaves; gracias al efecto abrasivo del serrín se pulirán fácilmente. A continuación lo barnizamos con el barniz antioxidante
LIMPIEZA DE CERRADURAS
Para limpiar una cerradura de hierro o latón es necesario, en primer lugar, extraerla del mueble y aplicarle petróleo o aceite de oliva con un pincel.
Luego se cepilla enérgicamente con un cepillo de cerdas vegetales y si no es suficiente, con un cepillo metálico de cerdas suaves.
LIMPIEZA DEL MÁRMOL
Para limpiar el mármol necesitaremos:
· Polvo de piedra pómez
· Ácido oxálico ( se puede encontrar en farmacias o droguerías )
· Un bote
· Un paño de algodón
· Un paño de lana
· Dos esponjas
· Cera incolora
Se aplica un poco de polvo de piedra pómez sobre la superficie del mármol y se frota este polvo ligeramente abrasivo por toda la superficie utilizando un trapo de algodón húmedo y algo gastado.
Después se aclara, utilizando una esponja empapada en agua.
Para quitar las manchas más resistentes se prepara luego una solución de ácido oxálico y agua: el ácido es un polvo blanquecino y ha de ser diluido en una proporción de tres cuartos de agua y un cuarto de ácido.
Usando la esponja se extiende la mezcla con cierta abundancia, de manera que se impregne el mármol y, después de algunos minutos, se aclara rápidamente con otra esponja limpia.
Una tras algunas horas se procede al lustrado con un trapo de lana vez seca la superficie ( se deja secar por lo menos 24h. ) se unta el mármol con cera incolora,
EL DÉCOUPAGE
El découpage es una técnica que ya se utilizaba en Italia en el siglo XVII, que sus inicios fueron en Venecia y se le llamaba “arte veneciano”.
Se denomina découpage a la técnica y proceso que consiste en recortar formas de una imagen como recortes de láminas, grabados, folletos, postales, etc. Sobre una superficie de un mueble, dando la impresión que la pieza esta pintada. Las imágenes pueden ser de todo tipo e incluso pueden combinarse textos e imágenes en una misma composición.
Es fundamental disponer de un material atractivo, ( una buena idea es disponer de un buen archivo de imágenes, postales, fotografías, recortes de revistas, que por su colorido nos servirán para hacer un buen décopupage).
Los materiales necesarios son:
· Tijeras, cutter
· Láminas, fotografias, estampas, etc.
· Látex, cola
· Pátinas
· Pinceles, lijas
· Goma laca u otro barniz para el acabado final.

Los recortes deben encolarse con látex para que adquieran rigidez y resistan la acción de las pátinas sin arrugarse ni deteriorarse. Preparamos la superficie donde se va a pegar el recorte; lijando, imprimiendo y pintando.
Cuando hayamos decidido cuáles son los recortes adecuados y dónde deben ir colocados, perfilamos cada uno de ellos con un lápiz. Los recortes pueden sobresalir, al final, los doblaremos.
Volvemos a aplicar látex en la parte posterior de los recortes y los pegamos a la superficie en la zona ya marcada con lápiz anteriormente.
Dejamos secar, damos unas diez pasadas de goma laca ( no lijaremos hasta la quinta mano).
También podemos pulimentar el mueble con barniz, laca, etc.
Con imaginación el découpage se puede realizar con telas, flores secas, pétalos, etc.
EL CRAQUELADO
imagen
Craquelado

El craquelado es un método de envejecimiento. Dentro de los acabados, es uno de
los más comunes; práctico y fácil de realizar. Se reproducen las finas grietas
que se forman a menudo en la superficie de viejas pinturas al óleo, lozas
antiguas y muebles ajados por el paso del tiempo.

El craquelado se produce naturalmente por la contracción gradual y despareja de
las distintas capas de pintura.
Colocando una capa de pintura de base sintética (secado lento) y otra capa
encima de pintura de base acuosa (secado rápido) obtendremos este efecto. La
capa de pintura sintética seca lentamente generando tensiones superficiales
durante un lapso de tiempo mayor; por esto la capa de pintura superior que es
acrílica y secó rápidamente se resquebraja siguiendo los movimientos de las
tensiones de la pintura de base.

Para avejentar una superficie podemos recurrir a un preparado de tipo casero o a
los productos elaborados especialmente para lograr este efecto: "craqueladores".
El resultado óptimo de estos, depende de que sigamos al pie de la letra las
especificaciones de cada fabricante. Son en algunos casos productos muy
sensibles al calor y a las corrientes de aire, los cuales modifican el tamaño de
las grietas.

Craqueladores de un componente:
Se aplican en general entre dos colores contrastantes.
Ejemplo:
1°) Base acrílico color natural / secar.
2°) Aplicación de barniz craquelador tratando de no superponer material.
3°) Aplicación de acrílico oscuro con pincel o con esponja y dejar secar
Se puede acelerar el proceso de secado por medios mecánicos con calor tibio
sobre el trabajo a una distancia de no menos de 25 cm.


En forma casera, el craquelador de un componente puede reemplazarse por el
efecto que produce una capa generosa de cola vinílica. En ambos casos, la
dirección de las pinceladas aplicadas en la capa intermedia, serán las que
definirán el sentido de las grietas.


Craqueladores de dos componentes:
Estos craqueladores son aptos para craquelar bases, pinturas y láminas porque
son traslúcidas.
Ejemplo:
1°) Aplicamos 2 manos del primer componente dejando secar entre una y otra.
2°) Se aplica el segundo componente que al secar produce el efecto deseado.
Un método casero para realizar este tipo de craquelado sin usar productos
dañinos:
1°) 1 mano de goma laca / secar.
2°) 1 capa de cola vinílica / secar.
3°) 1 mano de goma arábiga.
Terminación:
En el caso de utilizar colores contrastantes para craquelar, el efecto queda
evidente sin la aplicación de otros elementos para destacarlo.
Sobre un decoupage, la trama de las grietas puede unir estéticamente el conjunto
de elementos recortados, más aún destacadas por una pátina al óleo, al agua o
betún de judea.
En cualquier caso, una vez que el craquelado ha terminado es conveniente dejarlo
reposar durante una hora antes de esta aplicación.



Tip: Cuanto más grueso sea el barniz de base, más anchas serán las
grietas. Con una base fina de barniz, lograremos grietas finas.


Antonio Caballero