TÉCNICAS ARTISTICAS EN LA ESCULTURA Y LA PINTURA
   

TÉCNICAS ARTISTICAS EN LA ESCULTURA Y LA PINTURA
EL MUEBLE DEL S.XIX
Enlaces
Historia de Restamueble
Inicio
Historia del mueble V
Técnicas de restauración
Historia del mueble
HISTORIA DEL MUEBLE IV
Historia del mueble III
Consejos & Remedios
Historia del mueble II
TÉCNICAS DE RESTAURACIÓN II
Historia del mueble oriental, China y Japon
Mis enlaces favoritos nuevo




Creo interesante expresar unas, aunque breves, nociones sobre la técnica utilizada en escultura y pintura.

En escultura, aunque son muchos los materiales utilizados, como ya hemos apuntado, el más frecuente es la madera.

El uso de este material tuvo gran difusión en la antigüedad, abandonándose más tarde, para volver a adquirir importancia a partir del s. XII. Las más utilizadas son las de dureza media, como el nogal o ciprés, la encina, el tilo y el peral; también otras ««dulces»», es decir, tiernas y ligeras.

El objeto a esculpir se obtiene perfectamente de un solo bloque, aunque la necesidad de dar a las figuras más movimiento hace que se construyan de varias piezas separadas, trabajadas una a una. Los defectos que pueda tener la madera, explican el uso del policromado.

El proceso que se sigue en su elaboración es el siguiente: una vez acabada la talla, se recu­bre con una capa de yeso, o bien se «entela»» antes de recibir el color.

Los colores utilizados son del tipo del temple o incluso el dorado se realiza con los ele­mentos propios de la pintura sobre tabla.

La talla policromada alcanza su máximo apogeo y difusión en el s. XVII en España y países alemanes.

Las técnicas utilizadas en el barroco para policromar las esculturas son el estofado y los colo­res planos, siendo esta la más característica.
imagen
Descripción
Figura de adosar de madera tallada y policromada. Se representa a un santo, de pie, ataviado con túnica y manto, portando un martillo en sus manos. Presenta la cabeza ligeramente ladeada y rostro barbado
Es muy necesario subrayar la importancia que tuvieron los ««postizos»» en la escultura barroca. Son elementos de diversos materiales que se aplican a las tallas para darle mayor realismo: dientes de marfil, ojos y lágrimas de cristal, cabellos y pestañas naturales, telas, puntillas, coronas de espinas...

Relacionada con el empleo de los postizos está la imagen de vestir, esculturas que tienen tallada sólo la cabeza y las manos, siendo el resto un armazón que se cubre con ropajes de tela. Las técnicas utilizadas en la pintura, pueden ser varias: temple, fresco, óleo, acuarela y guache. La diferencia entre las técnicas se suelen determinar preferentemente según el líquido utilizado para preparar el color.
imagen
Descripción
Figura de madera tallada y policromada. Se muestra a un personaje de tipo medieval portando una filactelia en sus manos. Madera rajada en el frente.
En la pintura al fresco los colores se disuelven en agua, fijándose a la pared gracias a la cal que contiene el enlucido. Los colores utilizados son de origen mineral. Pinceles de cerdas suaves para no raspar el enlucido. El muro puede ser de piedra o ladrillo, no mixto.

El aglutinante en la pintura al temple es la yema o la clara de huevo diluida en el agua. El soporte puede ser: piedra, madera, metal, cartón, tela, papel, etc.

La técnica del óleo empieza a usarse hacia el s. xiv, siendo bien acogida. El soporte puede ser lienzo o tabla siendo desbancada la tabla en favor del lienzo. Es conveniente montar el lienzo sobre bastidor móvil. La sustancia colorante la proporcionan los pigmentos y el óleo. Los aceites son de linaza, nuez y adormidera. Para dar más transparencia a los colores son útiles los óleos grasos, los aceites de esencia, llamados disolventes. Una vez terminado el cuadro se le suele dar una capa de barniz protector.

En cuanto a la acuarela y el gouache, al parecer descienden de la técnica de la miniatura medieval. Alcanzó gran difusión en Inglaterra y Francia desde mediados del s. XVII, gracias al interés para la decoración de muebles y las formar parte de la educación de las jóvenes burguesas.

Los colores deben ser muy estables a la luz. Es muy importante la elección del soporte y su calidad, siendo las más normales: pergaminos, marfil y papel.
CONSERVACIÓN Y RESTAURACIÓN EN EL MUNDO CLASICO
Como en casi todos los ambitos de la cultura occidental, a la hora de bucear en los orígenes de la conservación y restauración de obras de arte.
Debemos comenzar en el comienzo del mundo clasico, Grecia y Roma, con la excepción de la civilización egipcia. Existen suficientes textos que nos dan información sobre la operaciones que podrían coincidir con la práctica de lo que se entiende por conservación o restauración preventiva.
imagen
La egipcia fue la civilización antigua que protegió la madera más eficazmente ya que sus muebles, utensilios y embarcaciones se han conservado hasta nuestros dias.Utilizarón sabiamente las condiciones de sequedad del ambiente y los primeros protectores. Los egipcios construían sus sarcófagos con maderas muy durables(ficus sycomore) y para prolongar su duración les aplicaban aceites naturales.
imagen
POLICROMIA SOBRE TABLILLA DE CIPRES
Grecia y Roma eran unos pueblos cultos y había verdaderos deseos de que sus obras permanecieran en el tiempo, el arte les preocupaba, no solo las colecciones de la aristocracia o los tesoros de los templos y santuarios, sino también a los artistas, que se esmeran en realizar una cuidadosa elección de los materiales y de las técnicas empleadas, así como en la adopción de medidas encaminadas a evitar su degradación.
Los griegos emplearon mucha madera para la carpintería naval y la construcción. Mejoraron la penetración y absorción de los aceites practicando incisiones en la madera. Además aplicaron betumen o breas para protegerla de la humedad y de los elementos biológicos. Hesiodo habla por otro lado en sus poemas de la acción protectora del humo producido por la combustión de leña.
Así descubrimos que Platón hace referencia a la madewra de ciprés como soporte idóneo para la pintura de caballete, Teofrasto prefiere el abeto, y Pólux menciona el boj; por su parte Plinio dice que el alerce es de gran duración y no se raja con facilidad. De los textos deducimos que los artistas tenían preferencia por las maderas duras y compactas, de plantas aromáticas y resinosas, maderas inalterables al ataque de los insectos.
En la civilización romana Catón “El antiguo”,(234-142a.c) recomienda pincelar la madera con aceite de oliva condensado (reducido por cocción). Plinio el viejo (23-79 d.c) recoge en sus escritos diversas formas para preparar aceites protectores de la madera, en particular menciona aceites de cedro, oliva, alerce, ciprés y nardo para protegerla frente a la acción de la prudicion. Observo que la madera de albura se pudría con facilidad y que era susceptible de los ataques de los insectos, consideraba la madera de albura como la ideal.
imagen
Las maderas se pretejían con la aplicación de aceites olorosos: rosa, nardo, cedro.
Se pintaba casi siempre con la técnica de la “encáustica” sobre madera de sicómoro y a veces de acacia, cuya superficie se protegía con una capa de cera. La encáustica, menos alterable y más resistente a la acción de los agentes atmosféricos, se aplicaba mediante pincel, fundiendo cera y pigmentos mediante calor, produciendo una textura lisa, brillante y resistente.
imagen
Otra tarea importantísima realizada en la antigüedad era la limpieza y conservación de las estatuas de bronce y de ello nos vuelve a dejar constancia Plinio, nos habla de las diferentes clases de bronce, de su tonalidad y de la aplicación de una patina artificial a base de betún (betumen) que tendría la función de protección, para evitar la formación de óxidos, existen numerosas referencias a los cuidados que los sacerdotes dispensaban a las piezas, donde se habla de la “limpieza de todas las obras en bronce con aceite”.
También en las restauraciones de los muebles metálicos, (especialmente de plata u otros metales) se ordenaba a los orfebres las restauraciones que debían realizar: las placas caídas, las partes decorativas quitadas, debían ser unidas y aplicadas, aunque fuesen diferentes a los primitivos.
Hemos hablado mucho de Plinio el viejo, pero quien era este personaje? Sin lugar a dudas le debemos mucho de nuestros conocimentos. Plinio el viejo (Gaius Plinius Secundus) (23/24-79 d. C.) fue un sabio enciclopédico romano. Escritor de extraordinaria actividad, realizó al margen de su trayectoria como funcionario público, entre otras muchas cosas, la “Historia Naturalis”, una recopilación masiva en treinta y siete libros que trataba de abarcar no sólo el conjunto de las ciencias naturales, sino también su aplicación a las artes y conocimientos de la vida civilizada. Es su única obra conservada.
imagen
Sus capítulos sobre historia de la pintura y de la escultura son particularmente interesantes, ya que no se han conservado anteriores tratados sobre el arte clásico.
Es caracteristico del afán de conocimientos de Plinio el hecho de que muriese axfisiado cunado estaba observando la erupción del Vesubio que destruyó Pompeya y Herculano.
CONSERVACIÓN PREVENTIVA DE LOS METALES
Desde la antigüedad hasta nuestro tiempo existe una preocupacion común en el mundo del arte, y concretamente en la conservación de antiguedades como pueden ser los objetos de metal. Pausanias nos relata cómo en el Partenón se colocaban recipientes con aceite debajo de los dioses, con el fin de controlar la humedad ambiental.
imagen
PAUSANIAS
Podemos afirmar que el interes por la restauración y conservación de metales están unidos a los inicios del coleccionismo romano en en siglo I.a.c. Una conservación preventiva requieremde unos parametros fijos de humedada relativa: 35-40%, cuando la humedada relativa sobrepasa estos paramentros y la temperatura del metal desciende, se forma una fina pelicula de agua sobre la superficie de la pieza que actúa como electrolito, provocando la corrosión.
La temperatura está muy relacionada con la humedad relativa. La temperatura ideal sería de 18º C. con esta temperatura y los valores de humedad antes expresados se evitaría la condensación.
Los contaminantes atmosféricos sólidos pueden ser muy perjudiciales. El principal problema del polvo es que retiene y absorve humedad, pero con el inconveniente de que puede mantener particulas de óxido metalicos. Es recomendable elominar el polvo de las piezas metálicas periódicamente, con un paño suave de algodón.
imagen
Los contaminantes atmosféricos gaseosos pueden originar lod procesos corrosivos, sobre todo a partir de cloruro de sodio y el dióxido de azufre. El primero procede del mar y de los suelos salinos, el segundo se produce en los combustibles de industrias y hogares domésticos. La acción combinada de dióxido de azufre y humedad intensifica el proceso corrosivo. La forma de eliminar los contaminantes gaseosos es colocar las piezas en una vitrina con filtros de carbono activo o mediante un proceso de lavado de aire con agua ligeramante alcalina.
imagen
Por ultimo se evitará la manipulación innecesaria, en elcaso de que sea necesario mover la pieza utilizaremos guantes de algodón para evitar las huellas. También es muy frecuente que las obras se desembalen sin tener en cuenta un periodo de aclimatación de varios dias.
La mejor forma de exponer piezas metalicas es en vitrinas sin polvo, que contenga filtros de carbono ctivo y de polvo.
CONSERVACIÓN PREVENTIVA DE LA PINTURA SOBRE TABLA
Hasta la adopción del lienzo en el siglo XV casi todas las pinturas de caballete se realizaban sobre madera, y hasta comienzos del sigo XVII ambos soportesmse utilizaban por igual. Los maestros italianos del Renacimiento preferían el álamo blanco, los franceses usaban tablas de muchos otros arboles, según el uso. El análisis de los contenidos de los museos ha dado como resultado una larga lista de maderas que incluye los de haya, cedro, castañao, abeto, alerce, tilo, caoba, olivo y nogal.En el siglo XX, las favoritas son las de cedro, teca y nogal oscuro.
imagen
Uno de los factores de degradación en relación con la película pictórica y su recubrimiento, es la luz. Los efectos térmicos pueden provocar las subsecuentes reacciones físicos-quimicos, alterando por ejemplo determinados pigmentos. Unas medidas de conservación como los filtros para radiaciones, limitación a la exposición de la luz el mayor tiempo posible, evitar los rayos ultravioleta directos, una luz difusa que afecte por igual a toda la obra, luz artificial por fibra de vidrio, son medidas preventivas a tomar.
Es conveniente mantener una temperatura estable de 18º y que no fluctue mas de 1,5º, la humedad es un factor de alto riesgo para la madera. Es un material higroscópico y los cambios de humedad relativa producen alteracione dimensionales, la madera se hincha cuando absorbe humedad y se encoge al secar, apareciendo grietas y fisuras. También se producen alteraciones químicas y además por encima del 65% de HR se favorece el ataque biológico y el desarrollo fúngico.
Es necesario respetar estas recomendaciones y asi evitar las fluctuaciones.Se puede utilizar cajas climáticas o clima boxex para no depender del entorno.
imagen
Los agentes bióticos, son tanto organismos vegetales como animales pueden atacar la madera hasta su total destrucción. Los parasitos vegetales son los hongos y los animales, los coleópteros y sus larvas. La humedad es el caldo de cultivo para los organismos vegetales, decoloran la madera y la desintegran.
Entre los insectos Xylofagos, como por ejemplo la carcoma, niveles de temperatura determinados y humedada relativa son elementos para su propagación, la aparición de orificios o de polvillo son sintomas de su activivdad.
Habra pues que controlar las condiciones ambientales y realizar una limpieza periódica del reverso.
La contaminación es otro factor a tener en cuenta, el aire contiene sustancias gaseosas como óxidos de carbono, de azufre, y partículas metálicas sólidas que provocan reacciones químicas.Estos mocroorganismos y polvo en el ambiente se adhieren a la superficie pictórica. En el caso de la pintura al óleo estas partículas oscurecen el conjunto y aceleran su envejecimiento.
imagen
Las alteraciones que se producen en el soporte tienen repercusión directa en la pelicula pictórica, la pintura cuando está seca no tiene la “finalidad” de la madera, así que al moverse ésta afecta a la pintura, por razón de los cambios de humedad relativa.
Apuntar que un periodo de aclimatación de la obra a su nuevo entorno es importantisimo, asi que se recomienda mantener la obra en su embalaje unos días para que el proceso de aclimatación sea progresivo y no se le someta a cambios bruscos.